martes, 17 de abril de 2018

LITERARTURA




en medio de la campaña ahora, paso del ecuador ya, kilómetros y kilómetros y zapatos y más y más zapatos, como en un bucle temporal vivo y sueño por y para el calzado estos días de ruta, sólo zapatos dentro y fuera de mí, pero dándole vueltas y vueltas, también, en los pocos ratos libres que tengo, a mi otro oficio, la escritura, la literartura, mis impresiones y sensaciones y las de mis muchos hermanos del gremio, frustrados, ninguneados, desencantados, hasta el mismísimo tuétano de darlo todo sin recibir nada a cambio, los mejores cerebros de mi generación agotados y a punto de tirar de la toalla y huir, don o maldición, me pregunto, suyo será el reino de los cielos... y qué hacer si no y en dónde y en quién refugiarse, lucha que te lucha contra las palabras como si fueran molinos, diamantes entre el estiércol, y qué otra perla y qué cáliz, qué milagros, alquimias o drogas, sustitutos, travesías, qué puertos...



Vicente Muñoz Álvarez

DEL FONDO en CULTURAMAS



Del fondo, “Llegar sin desplomaros a vuestro fondo y esencia”, Vicente Muñoz Álvarez

Vicente Muñoz Álvarez, nos trae Del fondo, un relato/poema de terror ilustrado brutalmente -con nuestras vísceras y culpas-, por Andrés Casciani. Un verso arrebatado por H. P. Lovecraft, Crowley, Burns y Cronenberg, entre otros. Una perversión de El jardín de las delicias de El Bosco retratando, en este caso, el inframundo o el fracaso de la creación. Una travesía roja y agónica dentro de uno mismo. Una alegoría de nuestra fe y degradación. Nuestro epitafio zombie, la promesa de luz a cambio de la anulación de la carne. Vicente, radiografía, magistralmente, la putrefacción a la que sometemos nuestras almas en pos de una verdad tan inventada y patentada como triste, tan hueca, tan blanca. Casciani, ilustra en crudo, ese tour por el abismo. Desnudan una luz prometida que deviene fluorescente de cocina y nos desembocan en preferir el deterioro de la carne que ruge y arde, que se mastica y pudre, que sangra, huele y se deshace, a cualquier dictado del predicador. El juego de imágenes, sombras y dobles sentidos, el no saber si seguimos la luz o es ella la que nos asalta y amenaza, nos convoca a la pérdida dentro de uno mismo pero libres. Vicente, y su imprudencia de la lucha, que diría Rimbaud, acaba iluminando el hueco más hondo, bruto, sucio e insondable que albergamos. Una invitación a ser nosotros, a ser túnel, a degradarnos libremente, sin miedo y con toda la oscuridad del mundo.


Julia Roig, en Culturamas


Información y pedidos:

España: vicentevinalia@hotmail.com

Argentina: andrescasciani@gmail.com


domingo, 15 de abril de 2018

DEL FONDO según JUANJO RAMÍREZ MASCARÓ



¡JODER! "Del Fondo" de Vicente Muñoz Álvarez, con ilustraciones de Andrés Casciani. Poe-sadilla demoledora y (a partir de ahora) recurrente. Como triturar en una batidora el infierno de Dante hasta convertirlo en casquería, aliñado con lo más sucio de Cronenberg, de Lovecraft, de Alan Moore... Dibujos y textos aliándose para generar una de esas experiencias casi psicotrópicas de las que tanto sabe Vicente. Ya sé con qué voy a soñar hoy.


Juanjo Ramírez Mascaró

jueves, 12 de abril de 2018

VIS ET HONOR




vuelvo ahora de Pucela como un torbellino, puro correcaminos, mec mec, la adrenalina rugiendo en mis sienes y la sangre latiendo fuerte en mis venas, pum pum, de tanto estrés y trajín estos días, zapatos y zapatos y más y más zapatos y clientes que se han muerto y otros que han cerrado y otros que se han arruinado y el cielo griste y melancólico y lluvioso sobre y dentro mí... los días de ruta, ahora, más complicados y tediosos que nunca, esa insondable soledad de las noches de hotel y las sábanas frías, tan ajeno e impersonal todo, tan lejos y distante de mí, y kilómetros y kilómetros y carretera y paisajes encharcados y las nubes bajas y asfixiantes y todo, como en un apocalíptico sueño, decadente e inundado y ardiendo... Babilonia se hunde, pienso mientras conduzco, el comercio naufraga, es lo que nos toca, lo que nos merecemos, el capitalismo, lo que hemos creado, pero también: qué tendremos por dentro, los humanos, que a todo nos enfrentamos, con fuerzas renovadas y sacadas de no se sabe dónde ni cómo, fracasemos o venzamos, a todo nos enfrentamos, vis et honor para los romanos, me recuerdo, justamente en ello andamos...


Vicente Muñoz Álvarez

REGRESIONES según ERNESTO COBOS



De las lecturas y relecturas marcadas para este año que poco a poco comienza a extinguirse, quiero destacar la de un escritor contemporáneo: Vicente Muñoz Álvarez. Comencé a hojearlo hace unos días y ya no pude parar. Sus "regresiones", sus memorias, casi desde la mirada del niño que nunca nos debiera abandonar, me hicieron mirar hacia mi propia vida, al territorio de los gratos y borrosos recuerdos de la niñez; tan similar fueron nuestros años de magia a uno y otro lado del océano... 

Hemingway, Dos Passos y Wolfe, esperan pacientemente sus respectivos turnos de lectura. Sé que lo entenderán.


Ernesto Cobos

viernes, 6 de abril de 2018

DEL FONDO en LA BIBLIOTECA DE MIGUEL BORGAS



Reseña «Del Fondo» de Vicente Muñoz Álvarez

Título: Del Fondo
Editorial: Vinalia Trippers producciones
Año: 2018
Género: poesía 
Autor: Vicente Muñoz Álvarez (texto) Andrés Casciani (ilustración)
Ilustraciones: Sí
Páginas:150
Precio: 15€
Conseguido: Ejemplar adquirido al autor mediante el escritor, y amigo, Pablo Malmierca


PRESENTACIÓN

Hoy os traigo una maravilla sacada del rincón más oscuro de la mente del autor Vicente Muñoz, que en cooperación con el ilustrador argentino Andrés Casciani, han creado para recordarnos a todos el poder de la Oscuridad. Y es que esta obra de poesía, con las potentes imágenes, y el diseño interior de maquetación lo convierten en una obra única que cuida mucho la estética y el contenido para contarnos una historia tenebrosa, de conocimiento personal, de destrucción del alma y del mismo ser que se atreve a bajar hasta el fondo mismo de la existencia.

OPINIÓN

Para entrar pronto en materia diré que este libro solo interesará a un sector muy particular de la sociedad lectora, ese nicho de seres que buscamos huir de la luz, que nos gusta disfrutar de la oscuridad de textos trabajados y con las palabras precisas, buscadas y seleccionadas a dedo para así crear un viaje casi espiritual en el que encontrarnos frente a frente con la Nada más inmensa y negra jamás creada. Debo decir que no conocía la obra de ninguno de los autores y ha sido un descubrimiento maravilloso, al impecable estilo del escritor hay que sumar el estilo del ilustrador, basado en garabatos, líneas, rayas... que con la fuerza de la escala de grises nos hará detenernos a dejar que cada texto penetre en nuestra mente a la vez que la fuerza visual de cada doble página sea inmisericorde con nuestros ojos para ayudarnos a descender paso a paso en la lectura de este poema desolador y destructor de esperanza.

La historia es muy sencilla, una ciudad es engañada por un predicador para descender a unos túneles para encontrar la salvación, tras hacer caso al «vendehúmos» quedan atrapados en unas galerías oscuras, llenas de peligros abismales y monstruosos, en los que poco a poco van perdiendo su propia esencia humana para convertirse o en criaturas horrendas o en parte viva de las paredes del ser que los cobija. Viajaremos con ellos en su autodestrucción, veremos como a cada paso lo único que encuentran es la muerte de formas horripilantes, tanto por criaturas como por engranajes mecánicos o a manos de sus mentes controladas por el túnel que tanto ansía que forman parte de él. El descenso es siempre hacia abajo en busca de una luz ya extinguida para todos ellos, una esperanza que les abandonó en el mismo momento que pusieron un pie dentro de esas oscuridad viva.

Las situaciones narradas tienen la hermosura intrínseca de la propia muerte, ya he dicho que este libro no es para todos los públicos, como cuando nacen seres de las heridas que tienen los protagonistas, seres que salen de seres y que a su vez generarán otros seres, techos llenos de miembros mutilados que gotean sangre y óxido a partes iguales, ensoñaciones de pesadillas vívidas que atormentan sin descanso a la población al completo de Yillmora. Sin olvidar que todas ellas tienen representación gráfica que nos hipnotizará durante minutos para ayudarnos a comprender, y vivir, el dolor que se nos transmite con cada frase.

Como os decía antes este libro es un viaje, y es un viaje personal, cada persona entenderá la historia de una forma distinta, al menos así lo pienso yo. Muchos lo verán como una historia de terror de unos seres sin suerte, otros podrán ver un reflejo de una sociedad engañada por las religiones y sus fanáticos, habrá quien extrapole a la sociedad actual y verá cada miseria que aquí se narra como un espejismo de algún acto actual. Pero mi opinión es que se trata de un viaje personal, hacia nuestros pensamientos más oscuros, que esos pasajes del horror son nuestros pensamientos e ideas, que somos nosotros mismos quienes nos torturamos en el viaje de la vida, para así llegar al fin mismo de la existencia, el dejar de existir. Cada prueba que se relata aquí va muy ligada a momentos personales de la vida de cada uno, como el proceso de transformación de humano a bestia o los actos de canibalismo devorándonos a nosotros mismos, pues estas grutas están formadas de nuestra carne y sangre, como quien desciende de una depresión insalvable en la que solo se sentirá bien al tocar fondo y una vez allí decidir, si escavar para encontrar una luz aún más oscura o hacer de la oscuridad su hogar por siempre.

CONCLUSIÓN

Es un libro necesario para todos aquellos que buscan ir más allá en su conocimiento de los dones de la Oscuridad, una lectura amena y pesada, en el sentido que caerá en nuestra alma como una losa, que tardaremos mucho en olvidar. Además de tener muchas relecturas y que serán personales tanto por el momento de nuestra vida como por el tipo de persona que somos.

No tengáis miedo ni dudas a la hora de bajar hasta el fondo del túnel oscuro que nos abren estos dos genios, Vicente con sus textos y Andrés con sus ilustraciones.

ENTREVISTA A VICENTE MUÑOZ ÁLVAREZ


1- ¿De dónde sale «Del fondo»? La idea; es un conjunto de tus pesadillas, de tus miedos, de tu mundo interior, es tan solo una historia oscura que te rondaba la mente… Autores referentes a la hora de crear.

Del fondo es una versión revisada, ampliada e ilustrada de un poemario titulado Buscando la luz, que edité con mi sello editorial, Vinalia Trippers, hace ahora justo veinte años, en 1998. Escribí ese libro mientras trabajaba eventualmente en una tienda de cómics, Elektra, influenciado por el cine de David Cronenberg, sobre todo el ciclo de la Nueva Carne, Videodrome, Vinieron de dentro de..., Cromosoma 3, Rabia, etc, por los cómics de Charles Burns, Agujero Negro, Misterios de la carne, Burns Again, y por toda la literatura gótica y de terror del siglo XIX, básica en mi formación, de Allan Poe a H.P.Lovecraft y sus discípulos, pasando por Lautreamont, J.K,Husmans, el simbolismo y el decadentismo, etc, etc. Editamos entonces 300 ejemplares que pronto se agotaron y ahí terminó su andadura. Hasta que hace un par de años Andrés Casciani, un ilustrador habitual de Vinalia Trippers, me propuso ilustrar un libro mío. Estuve un tiempo pensando qué podría cuadrar mejor en su estética, expresionista, tenebrosa y oscura, y decidí enviarle este poemario. Con la particularidad de que al ir a revisarlo comenzaron a salir a borbotones poemas nuevos, tantos como los de la versión original, dando lugar a un libro mucho más completo y extenso. Andrés se entusiasmó con esta segunda versión y se puso inmediatamente manos a la obra, enviándome a partir de entonces cada semana una o varias ilustraciones, hasta completar las más de setenta que incluye el libro.

Por lo demás, Del fondo es un poemario de horror puro y duro, lleno de vísceras, abominaciones y excesos, una exhibición de atrocidades, que diría Ballard, compendio de mis pesadillas, sí, pero también una crítica contra el sistema capitalista y los derroteros que la política y la economía mundial están tomando, de tintes surrealistas y apocalípticos, al más puro estilo Gran Hermano. Hay al menos dos capas de lectura en él, la puramente terrorífica, como un relato de género y un homenaje a literatura gótica y de horror, la más evidente, y otra encubierta y crítica, una denuncia de la alienación a la que conduce el capitalismo, los estragos de la crisis, el control subliminal de los gobiernos y la zombificación del ser humano, quizás aún más terrorífica. Y esa es, por encima del todas las demás, la clave de este libro, esa doble lectura y forma de interpretarlo. Salvando las distancias, quise hacer algo semejante a lo que George A. Romero hizo con La noche de los muertos vivientes, dos películas en una, una de horror y otra de denuncia socioeconómica y política: depende del cristal a través del cual se mire.

2- ¿Cómo surge la idea de ilustrar el relato? Lo tenías pensado desde el principio o fue algo que surgió sin más.

Como te comentaba, la primera versión de este poemario, Buscando la luz, de 1998, constaba de unos cuarenta poemas y no iba ilustrada. Fue a raíz de que Casciani me propusiera ilustrar un libro mío, hace ahora un par de años, cuando decidí revisarlo de nuevo y escribí la versión actual, muy ampliada, que ha ilustrado profusamente Andrés.

3- ¿Por qué los dibujos de Andrés Casciani y cómo fue el trabajo juntos? Le dejabas libertad…

Hay, entre texto e ilustración, una simbiosis inseparable y perfecta, nada más y nada menos que 75 ilustraciones a doble página, una por cada poema, que plasman magistralmente el descenso a los infiernos y el universo claustrofóbico y espeluznante del libro, hasta el punto de, como bien se plantea Pablo Malmierca en el epílogo, no saber qué ha sido primero, si el texto o la imagen, y viceversa. Imposible haber captado mejor la esencia y espíritu del poemario. Durante más de un año fui recibiendo cada semana una o varias ilustraciones y viendo en lo que se iba poco a poco convirtiendo el libro, una Obra de Arte (en mayúsculas).

Y libertad de creación, por supuesto, total: sería impensable justificar si no su impresionante trabajo, que ha hecho de modo totalmente altruista.

4- ¿Si tuvieras que poner una banda sonora a este libro, cuál sería?

La de Begotten, la película de culto de E. Elias Merhige, como anillo al dedo para la ocasión.

5- Planes de futuro.

Escribir, viajar, amar, vivir...

BIOGRAFÍA Y REDES


Vicente Muñoz Álvarez (León, 1966)

Narrador, editor y poeta.

Ha publicado poemarios: Canciones de la gran deriva, 38 Poemash, Privado, Estación del frío, Parnaso en llamas, Animales perdidos, Días de ruta, Gas: Antología poética personal 1999-2016. Relatos y novela: Monstruos y Prodigios (Premio Letras Jóvenes Castilla- León, 1995), El pueblo oscuro, Perro de la lluvia, Los que vienen detrás, El merodeador, Marginales (traducido al italiano), Mi vida en la penumbra, Regresiones. Y ensayo: El tiempo de los asesinos, Cult Movies: Películas para llevarse al Infierno, Cult Movies: Películas para la penumbra.

Ha coordinado las antologías: Golpes, con Eloy Fernández Porta, Tripulantes, con David González, Resaca/Hankover, con Patxi Irurzun, Beatitud, con Ignacio Escuín, El descrédito, con Julio César Álvarez y 23 Pandoras.

Ha sido incluido en numerosas antologías de poesía y prosa contemporánea y organizado, como gestor cultural, diversos festivales y eventos literarios.

Edita el fanzine Vinalia Trippers.





*
Miguel Borgas, en La biblioteca de Miguel Borgas


DEL FONDO según ANA GRANDAL



Páginas que rezuman, tinta espesa que se pega a la piel para corroerla, un túnel que te engulle y te regurgita atónita del viaje. Una simbiosis perfecta entre Vicente Muñoz Álvarez y Andrés Casciani para parir esta travesía alucinada y alucinante.


Ana Grandal

lunes, 2 de abril de 2018

DEL FONDO en POÉTIKAS



El pasado vigila al presente e intenta crear un futuro en el que quizá todo acabe despeñándose adentro de un abismo. Un infernal descenso a las profundidades de la condición humana, una lúcida crítica al Capital, al Sistema establecido, en el que los individuos mutan de bestia en bestia, una vez tras otra, en deformes, que caminan adentro de un laberinto en el que no existe salida porque en lo deshumano no hay escapatoria. En Del fondo, Casciani conforma y consigue toda una atmósfera terrible a través de sus ilustraciones, que nos asfixia página a página, que se cose a la prosa de Muñoz, y se anuda a ella a modo de cuaderno ilustrado, que agarra al lector y no le suelta, hasta el final, porque ha de ser leído de una sentada, sí o sí.


Gsús Bonilla, en POéTIKAS


domingo, 1 de abril de 2018

MAMBRÚ


Casa CORBEL - acceso directo Playa

esta terracita blanca sobre el mar, en pleno Cabo de Gata e inundada de flores de buganvilla, metida entre ceja y ceja otra vez... vende zapatos estas semanas, me digo antes de partir a la guerra, persevera, sé diligente y valiente, todo es efímero y pasajero, ya vendrá luego la ensoñación...


Vicente Muñoz Álvarez

DEL FONDO: Imágenes.

viernes, 30 de marzo de 2018

EL MERODEADOR: Fragmentos (14)



Durante la cena pienso en la comida y durante la comida en la cena; qué haré mañana, pienso hoy, qué hice ayer, pienso mañana... Leo a Céline y no estoy con Céline, a Bernhard y no me centro en Bernhard, a Kerouac y no me centro en Kerouac, a Miller y no me centro en Miller... Leo a mis autores favoritos y no logro concentrarme en ellos, sus pensamientos se confunden, se difuminan, se pierden y ahogan finalmente en los míos... Mientras escribo, mientras estudio y mientras duermo, al caminar o al ver la tele, trabajando y oyendo la radio mi cabeza está siempre en otro lado, aquí y allá, en cualquier parte, escuchando maullidos, merodeadores, pasos, siempre descentrada y dispersa... Y eso es vivir soñando... Cabeceando... En un duermevela... Fuera de las personas, de las cosas, fuera totalmente de mí... Cuando lo que debo hacer es estar alerta, ser testigo, vivir el instante, concienciarme y sentirme...

Oigo de vez en cuando una voz que dice DESPIERTA, muy en lo profundo, al fondo, un susurro que dice DESPIERTA, pero siempre, automática, mecánicamente, estoy soñando... Soñando mientras duermo y soñando, de modo parecido, al despertar... Y semejantes a mí, tantos y tantos soñadores, tantos y tantos durmientes...


Vicente Muñoz Álvarez,
de El merodeador (ACVF editorial, 2016)



miércoles, 28 de marzo de 2018

NOSFERATU

Muchas y muy diversas han sido a lo largo del tiempo las adaptaciones a la pantalla grande de Drácula, la célebre novela de Bram Stoker, pero ninguna, quizás, tan poética y enigmática como Nosferatu (1979), de Werner Herzog, que representa a la perfección el espíritu atormentado y romántico del libro.

Más fiel, no obstante, a la versión de Murnau de 1922, inmortal e imperecedera, que a la propia novela, Herzog factura una película maravillosa y evanescente, expresionista y morbosa, como fuera del espacio y del tiempo, que atiende más a lo melancólico y crepuscular que a lo puramente terrorífico, y llena de saudade y tristeza el corazón.

Klaus Kinski, impresionante en su papel de vampiro, Isabel Adjani, etérea y sublime, y Bruno Ganz, lánguido y enfermizo, encarnan a los tres personajes principales de la narración de Stoker, y dirigidos por la batuta prodigiosa de Herzog erigen este tenebroso laberinto de pasiones, sentido homenaje al género.

Uno tiene la sensación, al ver la película, de estar inmerso en una pesadilla, sin dormir pero soñando (que diría Poe), entre fantasmas y ratas (cientos de ratas), luces y sombras y amenazadores presagios, en parte debido a la brumosa fotografía, como de camafeo decimonónico, y en parte también por el vestuario, música y puesta en escena, decadente y sublime donde las haya.

Para chuparse los dedos.

Vicente Muñoz Álvarez

Nosferatu (completa) en You Tube:


lunes, 26 de marzo de 2018

TE MIRO & TIEMBLO



todo, como siempre en mi vida, vertiginoso y confuso, las despedidas y los adioses, gente que desaparece o muere y como por arte de magia (negra) se va, estoy y ya no estoy, un parpadeo, pero el amor, afortunadamente, presente también siempre, motor del mundo, moviendo y removiendo mis ejes... todo, siempre, doloroso y extraño, pesadilla o sueño, me pregunto, evanescente, deslumbrante y feroz... la desolación y la muerte presentes, sí, pero el amor es más fuerte, me repito, más fuerte...


Vicente Muñoz Álvarez


VÉRTEBRAS



nos ossos
que aqui estamos
pelos vossos
esperamos

dicen
en Portugal

vamos

los que
quedamos

contando
las vértebras


Vicente Muñoz Álvarez

domingo, 25 de marzo de 2018

DEL FONDO: Una distopía poética.



UNA DISTOPÍA POÉTICA

Del fondo. Vicente Muñoz Álvarez. Vinalia Trippers, Madrid, 2018. 150 páginas

José Enrique Martínez, Filandón, Diario de león, 25/03/2018

Autor de poemarios de expresión realista y directa, en torno al yo y sus circunstancias, por así decir, que reunió parcialmente en Gas (2016), Vicente Muñoz Álvarez nos entrega un libro muy diferente, terrorífico y escalofriante, bien acompañado por un prólogo de Jesús Palacios y un epílogo de Pablo Malmierca, ambos muy valiosos para un mejor entendimiento de un poemario brillantemente ilustrado por el argentino Andrés Casciani, hasta el punto de que se establece una verdadera simbiosis pictórica y verbal, como si el poemario no se debiera publicar ya sin el acompañamiento expresionista de las tenebrosidades de la tinta. Del fondo, título del poemario, parece encarnar los monstruos más horrendos de una espantosa pesadilla, monstruos que, como Vicente Muñoz afirmaba en una entrevista con Diario de León, nacían tanto de la literatura de terror (Láutreamont, Lovecraft...) y del cine y el cómic del mismo género, como de las fobias, los miedos y fantasmas personales.

El poemario es una especie de hundimiento en el submundo pavoroso de las alucinaciones, un descenso al infierno en el que los seres quedan aprisionados y enterrados; túneles, galerías, pasadizos y cámaras es el mundo que habitan, desorientados en un laberinto del que no podrán emerger hacia la luz, con el único aliciente del recuerdo, más debilitado y borroso cada vez, de Yillmora, el lugar de los antepasados, imagen acaso de un perdido paraíso, a la vez que de un imposible retorno al mismo.

Los sepultados en ese infierno abisal evocan en mi memoria el mito platónico de la caverna, en la que los condenados a ver la apariencia de lo real prefieren el engaño en el que viven al temor a la verdad: «Buscamos / desesperadamente la luz, / pero no sabemos lo que en el exterior, / en caso de encontrar la salida, / nos puede ahora esperar».

En el submundo articulado por Vicente Muñoz todo es aterrador. Los cuerpos de los humanos se van transformando y deformando para adaptarse a los cambios del propio túnel y a la alteración del tiempo en esa oscuridad en la que conviven con otros organismos que se alimentan de los desechos de los cuerpos (una tenia radiactiva, gusanos necrófagos, arañas albinas e insaciables, etc.). 

El poeta ha delineado así, de modo original, y en verso, una verdadera «distopía», es decir, un mundo imaginario de características negativas e indeseables, algo que generalmente ha sido cultivado casi en exclusiva por el cine y la novela.



martes, 20 de marzo de 2018

10 POEMAS de GAS en ESCRITORES SUCIOS




DEL FONDO con PEDRO GASCÓN



Vicente Muñoz Álvarez publica un libro que es más que un libro, una obra artística en la que le acompaña el ilustrador y artista visual argentino Andrés Casciani. Una edición mimada hasta el extremo. Una verdadera joya de la cual estamos encantados de recibirla de manos del editor, narrador y poeta. Gracias, Vicente.

Pedro Gascón

domingo, 18 de marzo de 2018

DEL FONDO en FILANDÓN (Diario de León)



En las montañas de la locura

Vicente Muñoz y Andrés Casciani presentan ‘Del fondo’, un retablo de sensaciones desasosegantes.

La penumbra siempre ha envuelto la obra de Vicente Muñoz. Ahora, el escritor se emboza el manto de las tinieblas para presentar su libro más oscuro, un poemario en el que no hay lugar para las coartadas. La muerte, la última estación, se convierte en el único habitante del libro, ilustrado por Andrés Casciani.

CRISTINA FANJUL , Filandón, Diario de León 18/03/2018

Acaba de publicar Vicente Muñoz su obra más ocura. Del fondo es, según sus palabras, una versión ampliada y revisada de Buscando la luz, un poemario que publicó en formato de bolsillo con Vinalia Trippers, su sello editorial, en 1998. «Editamos entonces 300 ejemplares que pronto se agotaron y ahí quedó todo»... O no, porque hace un par de años Andrés Casciani, un ilustrador argentino habitual de Vinalia Trippers, le propuso ilustrar uno de sus libros. «Estuve pensando durante algún tiempo qué podría encajar mejor en su estilo, expresionista, tenebroso y oscuro, y decidí revisar aquel poemario, que me pareció que le iba como anillo al dedo a su estética», destaca. Así que se lo envió y el ilustrador se mostró entusiasmado. A partir de ese momento comenzó el proceso creativo, que ha durado más de un año. «Cada semana, me enviaba una o dos ilustraciones, hasta completar las más de setenta que incluye el poemario», explica.

«Aún no hemos tocado fondo», termina uno de los poema, quizás el que más magia encierra, el que define la vida como un infierno «Subiréis al cielo/y junto al Altísimo/os sentaréis/aunque antes/tendréis que bajar/a vuestros propios infiernos,/solía decirnos al predicador...

Vicente afirma que cada libro nace y evoluciona de una manera. «Normalmente la prosa con más método y paciencia, y la poesía más por inspiración súbita y esporádica», explica. El escritor sostiene que se trata de lenguajes y formatos distintos y cada uno lleva su proceso. «Este poemario concretamente salió como a chorro, a borbotones, en relativamente poco tiempo, como por una iluminación, tanto en su primera versión, que constaba de unos cuarenta poemas, como en esta segunda, ampliada hasta setenta», dice.

Efectivamente, el poemario se explica como hallazgos, como fogonazos, relámpagos que atizan las brasas de miedo que se esconde en el corazón de los lectores. Y es que no se puede obviar la biografía literaria de un escritor, que siempre acompaña, que siempre es la tinta con la que todos plasmamos nuestra educación emocional. Vicente Muñoz se apoya en esta obra sobre los perfiles sinuosos de dos escritores que pusieron las bases de la literatura de terror: Edgar Allan Poe y H. P. Lovecraft, dos genios cuyas vidas se convirtieron en el reverso de su creación.

Destaca Jesús Palacios que el túnel del horror que describe Del fondo no es el túnel de un parque de atracciones. Lo describe como un «pasadizo involutivo y mutante que conduce, interminable, como una pegajosa cinta de Moebius (...) a los misterios más oscuros de la creación».

Las palabras no están elegidas al azar. A pesar de las tinieblas que tratan de camuflar todo el sentido del libro, cuyas ilustraciones tienen una belleza indiscutible, hay una gran carga de esperanza. Vida, universo, placer, acordes, laúdes...

Hay rendijas a través de las que se filtra la luz, aunque a través de ella sólo se pueda contemplar lo que esconde la oscuridad. En el principio del libro, y a modo de prólogo, el autor coloca las frases de cuatro gigantes: Aleister Crowley, Lovecraft, Charles Burns y David Cronenberg. Este último sella los pensamientos de todos los anteriores: «Todos tenemos la enfermedad: la enfermedad de ser finitos. La muerte es la base de todo el horror».

La muerte, la última estación, se convierte en el único habitante del libro. Jesús Palacios incide en que Vicente Muñoz «desgrana con verbo hipnótico y viscoso una Odisea posthumana engañosa y trágica por la que se arrastran penosamente los restos de una humanidad doliente».

Vicente Muñoz nunca ha ocultado su predilección por el lado más salvaje. Su obra literaria siempre ha recorrido la marginalidad, el terror o la oscuridad de autores como Lautréamont, Rimbaud o Céline. Precisamente, a este último le dedicó un libro de varios autores. De hecho, él mismo explicaba hace ya más de veinte años hasta qué punto las visiones delirantes y fantasmagóricas del autor francés le había impresionado. «Todo en Muerte a crédito —una de las obras de Céline— es oscuro y sórdido», destaca, para añadir que el gran acierto del escritor radica en «la alquimia que ejerce sobre las palabras, desplazándolas de su contexto, estirándolas, retorciéndolas, atribuyéndoles valores nuevos»...

Cómo no pensar en estas palabras cuando se enlazan los versos de que componen este gran cuento terrible que ha levantado en ‘Del Fondo’: «Ni siquiera sabemos con certeza/a qué tendremos que enfrentarnos/en cada nivel/qué entidades y organismos/nos vamos a encontrar/»...

Tienen entre sus manos un libro que nace de la incertidumbre ante una vida que nos resulta incomprensible.

viernes, 16 de marzo de 2018

EL DESCRÉDITO: Hasta la última gota de sangre.



que nos digan desde hace años una y otra vez que todo en España va bien y que la economía crece y aquí ya no hay crisis, además de surrealista y tragicómico (mucho más trágico que cómico), es una de las mayores mentiras y aberraciones que se han escuchado desde hace siglos en este país... salvo los políticos, que nos desangran como sanguijuelas (da igual la filiación y el cuño, lacra absoluta), los banqueros y los loqueros, y los funcionarios, siempre en su limbo (aunque también ya tocado y en peligro de extinción), este país se consume y muere día a día, la clase media ha dejado ya de existir, los ricos son más ricos y los pobres más pobres, los autónomos nos morimos de hambre y no hay gremio ni negocio que no esté (o vaya a estar) en las últimas... yo, que estoy en la calle y lo veo, licenciado en Derecho, comercial, gestor cultural, narrador, editor y poeta, en nombre de todos a los que represento, doy fe...


Vicente Muñoz Álvarez

jueves, 15 de marzo de 2018

DEL FONDO según JOSÉ ÁNGEL BARRUECO



La última propuesta de Vicente Muñoz Álvarez va más allá de su poesía habitual, e incluso más allá de cuanto haya escrito. A medio camino entre el cómic, el poemario y la narrativa de terror, Del fondo, que cuenta con unas extraordinarias ilustraciones de Andrés Casciani, es un viaje en modo poético por los abismos de la locura y del infierno: hombres que habitan una especie de limbo horrible en el que las carnes se pudren y donde acechan un predicador y un coleccionista de rarezas y los seres humanos dejan de ser humanos para convertirse en bestias inmundas, en criaturas innombrables, mutantes que aúnan los mundos crueles de Clive Barker y de H. P. Lovecraft, dos de los referentes de esta pesadilla en versos y en dibujos: ambos forman una simbiosis perfecta sobre esos universos donde la carne se corrompe y entran en juego el metal y el acero para recordarnos que el eco de David Cronenberg se pasea por sus páginas.

Con prólogo de Jesús Palacios (Abismos borboteantes de una vida blasfema, de una carne enferma, necrótica y licuefacta, que sin embargo se convierten en perfecto huésped simbionte de los desdichados seres que se ven condenados a deambular por ellos, quizá eternamente, escribe sobre el libro) y epílogo de Pablo Malmierca (No es solo el cuerpo el que cambia, los túneles sufren una metamorfosis continua, enloquece el entorno, enloquecen los cuerpos, apunta). 

Termina uno su lectura con cierta sensación de sofoco, propia de esos infiernos con los que a menudo nos meten miedo. Aquí van unos fragmentos:

La propia carne del túnel,
que a la vez es la nuestra,
carne de nuestra carne,
es también nuestro alimento.

Pedazos sanguinolentos
que arrancamos famélicos
de las paredes de las galerías,
aun sabiendo
que esa carne y esa sangre,
nuestro alimento,
generará en nuestro interior
terribles seres.

**

En algunas zonas del cuerpo,
especialmente en las axilas,
además de llagas y protuberancias,
pústulas y excrecencias,
nos nacen una especie de yemas
que aumentan rápidamente de tamaño
hasta sufrir un estrangulamiento en la base
que las separa de la herida original
y dota de autonomía propia.

Un proceso de división celular,
además de doloroso,
cansino y aterrador.

**

De mi pierna
nace un brazo
y de ese brazo
otra pierna
y de esa pierna
una cabeza
y en esa cabeza,
latiendo cansinamente,
un corazón.

Yo es otro.

[Producciones Vinalia Trippers]

José Ángel Barrueco


miércoles, 14 de marzo de 2018

EL RETORNO DE LOS BRUJOS, ARTHUR MACHEN Y LA GOLDEN DAWN



sincronicidades extrañas o conexiones telepáticas ineludibles, no lo sé, pero si ya este densísimo libro, El retorno de los brujos, me estaba arrebatando con un montón de contrastes y reflexiones antropológicas y psicoanalíticas para mí valiosísimas, esta tarde, entre zapato y zapato, al leer el capítulo que dedica a Arthur Machen (conocido en Francia por aquel entonces, 1961, según él, por no más de 200 lectores) y maestro oficial de mis ceremonias, he dicho ok, este libro, como el amor y la perla, me estaba esperando...

no hay rosa
sin espina

aprendiz
de poeta

me digo

recuérdalo


Vicente Muñoz Álvarez

DEL FONDO con JULIA NAVIAS MORENO



Ya tengo en mis manos “Del Fondo”. No me extraña que Vicente Muñoz Álvarez esté tan ilusionado con este libro. Tiene su esencia: romanticismo oscuro, testimonio de lo cotidiano hecho literatura. La existencia está plagada de temores que nos resulta más fácil reconocer a través de metáforas y de monstruos. Tomar distancia y disfrutar del bestiario que nos alimenta desde la infancia. Mitos y cultura subterránea que Vicente reivindica y conoce como nadie y que ahora podéis disfrutar o sufrir gracias a la colaboración de las inquietantes y maravillosas ilustraciones de Andrés Casciani, un virtuoso mago del dibujo, pintura y grabado. Tándem perfecto para crear una joya que acaba de ver la luz. Hijos de Lovecratt, Brueghel, Goya, El Bosco.

Vinalia Trippers lo edita y la coherencia entre editorial y obra, no podría ser más acertada. 

Es una joyita alcanzable, asequible y necesaria.

Y que no os engañen; no os rindáis: aún no hemos tocado fondo


Julia Navas Moreno

lunes, 12 de marzo de 2018

EL DESIERTO DE LOS TÁRTAROS



hora de intentar volver a ganar dinero vendiendo zapatos, algo al menos, lo justo y necesario para sobrevivir, de disfrazarme de hombre cuerdo y cambiar de cerebro y de chip, basta ya de buscar perlas en las cloacas por una temporada o tendré que escribir novela histórica y versos neoclásicos o eróticos y complacientes, y no, eso lo tengo claro, no lo voy a hacer, vuelven los días de ruta, las maletas y el calzado, los hoteles de carretera y los menús baratos, ya vendrá luego, espero, la ensoñación...


Vicente Muñoz Álvarez


DEL FONDO: Pedidos por correo.



Además de en el circuito de librerías
donde se distribuye Vinalia Trippers


podéis solicitar un ejemplar dedicado 
(15 euros sin gastos de envío) en España a

vicentevinalia@hotmail.com

y en Argentina a

andrescasciani@gmail.com

Del fondo surgen las visiones más aterradoras, pero también más fascinantes. Surgen las preguntas más angustiosas, pero también las respuestas más necesarias. “Del fondo” nos ha traído Vicente Muñoz Álvarez, siguiendo los pasos perdidos de Poe y escalando en sentido inverso el Monte Análogo de Daumal y las montañas dementes de Lovecraft, esta épica infernal de la nueva y vieja carne, esta crónica bíblica de un éxodo post-humano en pos de una revelación que quizá sea, simple y rugosamente, que no hay luz al final del túnel, sino solo y por siempre oscuridad. Oscuridad. Oscuridad.

Jesús Palacios

Booktrailer:


domingo, 11 de marzo de 2018

DEL FONDO: Live in Gran Café (2)

DEL FONDO: Live in Gran Café (1)

DEL FONDO con PABLO MALMIERCA

El pasado viernes en León, acompañé a Vicente Muñoz Álvarez en la presentación de "Del Fondo", su último libro publicado en Vinalia Trippers. Tras mis breves palabras pudimos disfrutar de un potente espectáculo donde la voz de Vicente se mezcló con el audiovisual sobre la obra y la oscura guitarra de Gonzalo Ordás. Una presentación para recordar.

Pablo Malmierca


DEL FONDO en EL GRAN CAFÉ

EL BOSQUE DEL LOBO




viernes, 9 de marzo de 2018

DEL FONDO: Let's go.



toca volver a los zapatos de nuevo y esa sí que será una temporada en el infierno, pero esta noche vamos a celebrar Del fondo por todos sus sitios y brindar por la literatura y el amor verdadero: gracias a todos los que sois y estáis, al Gran Café, templo y santuario, a tantos periodistas y lectores y amigos, a mis escasos enemigos por clarificarme el camino para decirles adiós, y gracias, sobre todo, a la musa de mis sueños y pesadillas por entender y respetar lo que soy, yin y yang: vamos a por ello...


Vicente Muñoz Álvarez

VICENTE MUÑOZ ÁLVAREZ PRESENTA SU NUEVO LIBRO EN EL GRAN CAFÉ


Vicente Muñoz. Imagen de Demian Ortiz

Vicente Muñoz Álvarez presenta hoy su nuevo libro en El Gran Café

L. Castellanos, ileon.com | 09/03/2018 

'Del fondo' es un "poemario de horror" que cuenta con ilustracones de Andrés Casciani.

A Vicente Muñoz Alvarez se le han colocado toda clase de etiquetas y, sin embargo, él disfruta de una habilidad especial para rehuir todas ellas. Que si Generacion Beat, que si Underground, que si... Vicente Muñoz Alvarez es... Vicente Muñoz Alvarez. Y esta verdad tan de perogrullo da las claves para disfrutar de su literatura, de una obra que se extiende a lo largo de toda una vida (cinco décadas ya, y lo que te rondaré morena) y a la que nutre el combustible de la autenticidad, de la intimidad, de la honestidad... No hay pirotecnia en las páginas que labra Vicente y sí mucho de su condición de explorador de la realidad, un aventurero que hace de la cotidianeidad y la rutina un imprevisto y que ahonda en toda circunstancia desde el vértice que le proporciona esa capacidad suya para atrapar cada instante.

Su último libro, 'Del fondo', (definido por él mismo como "un poemario de horror"), pone énfasis en el terror que atenaza al ser humano, el terror que le obliga a emplearse para medirse con el tiempo y las certezas y alimentar toda clase de emociones. También la esperanza, por qué no... "Los demonios / nos habían robado el alma / del centro del corazón / y al fondo de nuestra carne / comenzaba a gestarse / un cuerpo nuevo". Son versos escogidos al azar de esta nueva publicación en la ya dilatada trayectoria de Vicente. Cada uno de sus libros no ejerce como uno más. Son absolutamente singulares y exclusivos. Y este lo testimonia. Primero porque suma versos y versos que hay que diseccionar con detalle y esmero. Tras su letra, se esconden muchos mundos atravesados por un rosario amplio de sensaciones y poblados por seres (entre ellos, ese omnipresente predicador que ejerce de guía de las tinieblas y entre las tinieblas) que, desnudados de su apariencia literaria, se aproximan inquietantes, acechantes, trasuntos del tiempo de realidad que el ser humano vive (y muere) ahora mismo. "Un paso en falso / y pasaremos a engrosar, / como tantos otros, / la conciencia del túnel". Otro de los grandes alicientes de 'Del fondo' es ese compendio de ilustraciones de Andrés Casciani que amplifican la seña de identidad de un libro que, aunque provisto de los muchos ángulos oscuros que proporciona el género del terror al que se debe, se despierta a la verdad con rotundidad y vehemencia.

'Del fondo' vive hoy su puesta de largo en El Gran Café. Lo hará en el transcurso de un acto en el que intervendrán Vicente Muñoz Alvarez y Pablo Malmierca, autor del epílogo, y donde el subrayado musical correrá a cargo de Gonzalo Ordás. "A diferencia de Dante, Vicente Muñoz Álvarez hace el camino inverso desde lo conocido, y a través de un viaje alucinatorio iniciado junto al predicador, nuestro hombre comienza a disolverse en la búsqueda de un nuevo ser", ha escrito Malmierca a propósito del libro.



Lugar: El Gran Café. A las 21 horas

Día: 9 de marzo de 2018. Entrada: Libre.


EL MIEDO ES UNA EMOCIÓN NECESARIA




DEL FONDO: Hoy en León.



El escritor leonés Vicente Muñoz y el dibujante y artista visual Andrés Casciani, en la última de las ilustraciones del libro. A. CASCIANI -

«El miedo es una emoción necesaria»

El escritor Vicente Muñoz presenta hoy su espeluznante ‘Del fondo’ Lo ilustra el artista argentino Andrés Casciani.

Emilio Gancedo, Diario de León, 09/03/2018

Lugar: el Gran Café. Hora: 21.00.

De su pasión por la cultura subterránea, por la literatura de horror y por el cine de culto —«pero también de mis propias fobias, fantasmas y miedos», añade—, ha extraído Vicente Muñoz Álvarez (León, 1966) la abisal materia prima de la que se alimenta Del fondo, su espeluznante nuevo volumen, magnífica e inquietantemente ilustrado por el argentino Andrés Casciani, y que esta noche presenta en el Gran Café acompañado por el poeta Pablo Malmierca y el músico Gonzalo Ordás Tascón.

Autor de obras de narrativa, ensayos y poemarios, Muñoz no se considera «un escritor especializado en la literatura de terror, aunque haya coqueteado con ella varias veces, pero sí un lector de la misma empedernido», y este es, subraya, «mi pequeño homenaje al género».

De su lectura alguien podría extraer la conclusión de que es como si Lovecraft se pusiera a escribir versos. Vicente Muñoz está de acuerdo. «Sería algo parecido, sí, salvando las distancias. De hecho, este libro coincide con una época en la que leí a H.P. Lovecraft y a los autores su círculo compulsivamente, y eso, mezclado con el cine de David Cronenberg, los cómics de Charles Burns y algunas otras influencias, están muy presentes en la obra». Respecto al formato, y pese a estar escrito en verso, el escritor y editor del fanzine Vinalia Trippers, bajo cuyo sello aparece la obra, especifica que se trata «de un poemario narrativo y con argumento, que se puede leer como una novela. Decidí escribirlo en verso (libre, por supuesto) porque me pareció que le iba mejor el tono elegíaco y apocalíptico, visionario y alucinado de la poesía decadentista, y sobre todo porque tradicionalmente el género de terror se ha tratado en prosa y a mí me gusta mezclar registros y géneros».

De Andrés Casciani, ilustrador habitual de Vinalia Trippers, recuerda que hace un par de años le propuso «ilustrar un libro mío, algo a lo que, conociendo su obra y potencial, accedí encantado. Su estilo visceral y expresionista, oscuro y tenebroso, le va como anillo al dedo al espíritu de este libro y la simbiosis ha sido perfecta, hasta el punto de, como bien dice Pablo Malmierca en el epílogo, no saber qué ha sido primero, si el texto o las ilustraciones, y viceversa». El resultado ha sido un libro objeto que, más que un libro ilustrado, califica Muñoz de «poemario gráfico», porque la imagen tiene tanto protagonismo como el propio texto.

Pero, ¿por qué obligar al lector a que un escalofrío recorra su espalda, por qué recordarle que «monstruosas criaturas primigenias laten bajo las aguas»? «Cito al maestro Lovecraft —responde—: ‘El miedo es una de las emociones más antiguas y poderosas de la humanidad, y el miedo más antiguo y poderoso es el temor a lo desconocido’. Para no adocenarnos y convertirnos en zombis y marionetas del sistema, necesitamos emociones y sensaciones fuertes que nos recuerden que estamos vivos, y el miedo es una de las más poderosas e intensas».

Y por fin, pedimos al autor de Regresiones, Mi vida en la penumbra o Gas que recomiende algunas obras y autores que, a su juicio, no deberían dejar de leer quienes haya disfrutado con Del fondo: «Los Mitos de Chtulhu (de Lovecrat y sus discípulos) y Los cantos de Maldoror (de Lautreamont) como libros de cabecera, y Allan Poe, Arthur Machen, Algernon Blackwood, Ambrose Bierce, Bram Stoker, Robert Bloch, Mauspassant, Philip K. Dick, Robert E. Howard...».